4 comentarios el “KILLER KLOWNS

  1. Saludos,

    Ya te explicaré. Mi actividad ha cambiado de plano físico y temporal. Las negociaciones fueron bien y ya no ando en Consejos de la Comarca, ahora ando haciendo mis tablas por la capital de Polonia. Cerca de la torre polla luminosa.
    Peeeeeeeeeeeero, este sábado los ñales estarán en el transformador de agua en cerveza. Casi tol dia. Trabajando. Así que te invocan para que vayas. Traes el atuendo adquirido en la pérfida albión para uno de ellos (el más bajito)? Yo te traigo los cosas que me pediste cuando lo de Bosnia. Tu puedes traer a cámara para inmortalizar el proceso de transmutación.

    Y poco más, que no es poco, pero siempre, insuficiente.
    Y espero estes bien y las quimeras enterrandas.
    Y viva el cuaderno de vitácora, por cierto.
    Y Asturias es dolor y lo demás tierra de doloridos.

  2. Esto lo ha dicho Trinity, que tiene un blog aquí cerca, y sale en el post de al lado:

    “Imagina un Creador de un Juego (Conciencia Infinita, Creador Infinito 1, o como quieras llamarlo) que inventa un Juego para conocerse a Sí mismo.
    El juego tiene múltiples variaciones pero hay una básica. Imagina un jueguecito de ordenador de estos (de los que yo sé tan poco) con marcianitos y puntos y niveles que se van pasando a medida que ganas cierto grado de experiencia en el manejo del juego. Cada partida sería una reecarnación de almas. El juego como digo puede verse de muchas maneras , marcianos contra venusinos, blanco contra negro, cestas contra pelotas, pero siempre es un juego de dualidad. Por supuesto el Creador del Juego y quienes ya no juegan a esa jueguecito están más allá de lo dual, pero el juego es el juego y el peque que juega y se mete en la piel del venusino o del marcianito que combate, sabe muy bien que es él contra el otro.
    El que juega tiene la opción de intentar ganar esa partida para pasar de nivel porque el marcianito va a estar disparando sin cuartel, el juego ya tiene ese marcianito cabroncete integrado y esos nunca se quedan parados. Siempre tiran a matar. Y ahí estás tú. Y ahí te veo yo preguntándome si no hay más opciones. Puedes encender el jueguecetito y quedarte parado mirando la pantalla (algo que me ocurrría a mi por cierto porque soy nefasta con las maquinitas) veindo como el marcador de los marcianitos se va de 0 a 100 en 2 minutos. Y tú te quedas ahí y el juego se te acaba y al final ves que tienes que repetir el nivel porque necesitas un número de marcianitos muertos para pasar a otro más entretenido.
    No sé si te sirve este ejemplo para entender cómo veo yo todo este asunto que nos cuentan HH y FB. POr supuesto que más allá del juego está la NO DUALIDAD. Por supuesto que mientras estás jugando no hace falta que te pongas a llorar ni a implorar a tu madre que te han matado otra vez los marcianitos…hay que mantener el tipo y no despistarse. Pero al final, el juego se acaba y pasas o no pasas. Hay que INTERPRETAR el juego metiéndose en el papel como si fuera lo último que haces en la vida. Aunque para no cegarse con emociones negativas conviene meditar y salir del Juego y de la Dualidad de vez en cuando para RECORDAR que es un juego y que somos infinitos.

    No sé si te ayuda a entender todo esto un poco o te he revuelto el coco un poco más. ”

    vaya nombres que se pone la peña nene…

  3. el joputa de leti idem, me ha traido dos casquillos de kalaka fabricados en 1986…

    Y disparados vete a saber cuando….

    El cabronazo tuvo que compràr(melos) así que muchísimas gracias sadomish
    este video va para tí:

    love you

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s