6 comentarios el “COMO EVITAR DETONACIONES nucleares INNECESARIAS (3 y final)

  1. Bienvenida la estación más poética del año: El otoño…

    Yo voy soñando caminos
    de la tarde. ¡Las colinas
    doradas, los verdes pinos,
    las polvorientas encinas!…
    ¿Adónde el camino irá?
    Yo voy cantando, viajero
    a lo largo del sendero…
    -la tarde cayendo está-.
    “En el corazón tenía
    la espina de una pasión;
    logré arrancármela un día:
    ya no siento el corazón”.

    Y todo el campo un momento
    se queda, mudo y sombrío,
    meditando. Suena el viento
    en los álamos del río.

    La tarde más se oscurece;
    y el camino que serpea
    y débilmente blanquea
    se enturbia y desaparece.

    Mi cantar vuelve a plañir:
    “Aguda espina dorada,
    quién te pudiera sentir
    en el corazón clavada”.
    (Yo voy soñando caminos, Antonio Machado 1875-1939)
    preciosa poesía…

  2. Y, veamos si podemos motivar a alguien… Sacá el freno de mano y poné 5º…

    Llegó temprano la noche

    del comienzo del otoño;

    en la ventana la lluvia

    traza húmedos esbozos,

    y el viento gime en el patio

    con un lánguido sollozo.

    En el hogar encendido

    se vuelven brasa los troncos,

    y frente a él, en el suelo

    nos miramos a los ojos…

    Con el pelo negro suelto

    cayendo sobre tus hombros,

    y la luz de tu sonrisa

    iluminándolo todo…

    Con los labios entreabiertos

    ofreciendo los tesoros

    que guardan todos los besos

    que me darás ya muy pronto…

    Te miro y estoy temblando,

    Te miro y me vuelvo loco,

    tu piel dorada de estíos

    se me acerca poco a poco;

    y en el cáliz de tu aliento

    al sumergirme me ahogo…

    Te miro y al contemplarte

    se me humedecen los ojos,

    porque al verme en tus pupilas

    me estremezco y me emociono;

    y al aspirar tu perfume

    todos mis sueños corono…

    Que nos importa que afuera

    haya empezado el otoño,

    si en nuestra piel las caricias

    florecen como retoños,

    de primaveras eternas

    que son solo de nosotros…

    Si al descubrir el misterio

    del universo en tus ojos,

    se me llena toda el alma

    de fantasía y de gozo…

    Qué belleza ¿No?

  3. Estoy buscando poesías, porque me toca la cartelera toda la semana. Hicimos un árbol de hojas secas con Lucero, ahora le pongo: Bienvenido Otoño y una poesía!!!!

  4. Esta está preciosa pero no es para los niños, mirá:
    En llamas, en otoños incendiados,
    arde a veces mi corazón,
    puro y solo. El viento lo despierta,
    toca su centro y lo suspende
    en luz que sonríe para nadie:
    ¡cuánta belleza suelta!

    Busco unas manos,
    una presencia, un cuerpo,
    lo que rompe los muros
    y hace nacer las formas embriagadas,
    un roce, un son, un giro, un ala apenas;
    busco dentro mí,
    huesos, violines intocados,
    vértebras delicadas y sombrías,
    labios que sueñan labios,
    manos que sueñan pájaros…

    Y algo que no se sabe y dice «nunca»
    cae del cielo,
    de ti, mi Dios y mi adversario.

    Poemade Octavio Paz

  5. Olvidé decirlo: En Argentina es otoño, en el otro hemisferio Primavera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s